Etiqueta

Etiquetado energético

Hoy vamos a hablar brevemente sobre el etiquetado energético.

¿Cuándo nace?

Desde 1995 la etiqueta energética está presente en nuestros electrodomésticos, aparatos de climatización y coches. Su implantación fue impulsada por la Unión Europea como medida informativa para el consumidor, con la intención de promover la venta de aparatos energéticamente eficientes.

Esta regulación fue impulsada por la Directiva 92/75/EC y afectaba a la mayoría de los electrodomésticos de gama blanca.

Debido a los grandes avances tecnológicos producidos desde entonces, se ha revisado esta etiqueta para adaptarla a la eficiencia energética de los equipos actuales.

La Unión Europea ha establecido unas fechas de implantación de la nueva etiqueta, referenciadas únicamente a la implementación en aparatos de refrigeración, lavadoras y lavavajillas:

  • Desde diciembre de 2011 el suministro de la nueva etiqueta energética de la Unión Europea pasa a ser obligatorio, no pudiendo suministrarse ya la antigua.
  • Desde abril de 2012 pasa a ser obligatorio mencionar la nueva clase energética en todo el material de comunicación donde se incluya información relacionada con energía, precio o datos técnicos.

Los productos puestos en el mercado antes de diciembre de 2011 y que muestren la etiqueta antigua pueden seguir vendiéndose sin limitación de tiempo.

Se basa en una escala de clasificación por letras y colores, que va desde la A y el color verde, para los equipos más eficientes, a la G y el color rojo, para los equipos menos eficientes. Incluye hasta 3 clases adicionales de eficiencia energética: A+, A++ y A+++.

Obligatorio en toda Europa para:

  • Frigoríficos y Congeladores.
  • Lavadoras.
  • Lavavajillas.
  • Secadoras.
  • Lavadoras – secadoras.
  • Fuentes de luz domésticas.
  • Horno eléctrico.

La eficiencia energética se mide con la siguiente escala:

Los más eficientes:

  • A+++
  • A++
  • A+
  • A
  • B
  • C

Consumo moderado:

  • D
  • E

Alto consumo:

  • F
  • G

 

¿De qué está compuesta?

  • En la parte superior, junto a la bandera de la Unión Europea, el nombre del proveedor o marca y el identificador del modelo.
  • En la parte central, la clase energética a la que pertenece el equipo identificada en la escala de letras y colores.
  • Debajo, el consumo de energía anual.
  • En el pie, una serie de pictogramas con información adicional sobre las características del equipo.

Gracias a este nuevo sistema de calificación tenemos de primera mano toda la información necesaria para poder tomar la mejor decisión a la hora de comprar un electrodoméstico que se adapte lo mejor posible a nuestras necesidades.

 

Ejemplo de Etiqueta Energética

Ejemplo de Etiqueta Energética.

Posts relacionados