Lavadora

Cómo cuidar tu lavadora

No hay nada más importante que disponer siempre de nuestra ropa limpia y preparada para cada ocasión, pero para ello es necesario que nuestra lavadora esté en un estado óptimo para su funcionamiento. Por ello hoy te contamos cómo cuidar tu lavadora para tenerla siempre a punto.

Podemos basarnos en 5 sencillas acciones:

  1. Mantenerla limpia:

1.1 Limpiar el filtro (cada 6 meses aproximadamente).

1.2 Limpiar el cajón del detergente, utilizando agua tibia.

1.3 Mantener la goma limpia. Secarla y airearla para evitar la humedad y el moho.

  1. Realizar lavados de mantenimiento:

2 o 3 veces al año, realizar un lavado al máximo de temperatura, sin carga y con detergente como para un lavado normal, nos ayudará a mantenerla limpia y libre de residuos en los conductos.

  1. Dejar la lavadora abierta unos minutos después de cada lavado para dejar salir la humedad.

Si se nos olvida y vemos que quedan marcas en la goma, podemos limpiarla con una bayeta húmeda.

  1. No sobrecargar la lavadora.

    Esto nos ayudará al correcto funcionamiento de la máquina. Lo recomendable suele ser no llenar más de tres cuartas partes del tambor, para que una vez mojada la ropa no sea un peso excesivo para nuestra máquina.

  2. Echar el suavizante en el compartimento correcto.

Suena obvio, pero en caso de confundirnos, puede mezclarse con el detergente formando una pasta que se quedará depositada en los conductos y el tambor, afectando a la eficacia de los lavados.

El cajón para el detergente suele venir marcado con 3 símbolos:

  • Una barra (|): Detergente para el prelavado.
  • Dos barras (||): Detergente para el lavado principal.
  • Una flor: Compartimento para el suavizante.

¿Dónde poner el detergente?

Hay dos formas de utilizar el detergente en nuestra lavadora:

  • En su compartimento del cajón.
  • Directamente en el tambor.

El uso de detergentes en el cajón, a priori, es mejor para nuestra ropa, ya que el jabón mezclado con el agua es menos agresivo con los tejidos.

Al usar el jabón directamente en el tambor, pueden deteriorarse los colores. Tampoco puedes realizar un pre-lavado, porque todo el detergente se consume a la vez.

Siguiendo estos pequeños consejos conseguirás alargar un poco más la vida útil de tu lavadora, y mantendrás la calidad de los lavados por más tiempo.

 

 

Imagen de cabecera

Posts relacionados