Secadora

Cuidado de nuestra secadora

Para mantener el mejor funcionamiento durante la vida útil de nuestra secadora, es importante seguir una serie de consejos:

Es importante que nuestro aparato esté en una zona bien ventilada.

Debemos colocar la secadora en un lugar seco y, si puede ser, caliente. De esta manera, ayudaremos a la bomba de calor a ahorrar energía.

¿Cómo limpiar el interior de la secadora?


Desconecta la secadora de la corriente eléctrica.

Antes de comenzar, desconecta la secadora a fin de evitar accidentes. Por lo general, encontrarás el enchufe en la parte trasera de la máquina. Revisa para asegurarte de haberla desconectado correctamente.

  • Si tu secadora es de gas, cierra también la llave de paso.

Limpia el atrapa pelusas después de cada uso y tu secadora completa una vez al año. Probablemente habrás notado que hay pelusas por todas partes y que parece haber una nube de ellas cada vez que abres la secadora o manipulas la trampa. Por supuesto, esto quiere decir que las pelusas se esconden en todos los rincones y rendijas de tu máquina, así que lo mejor será que te asegures de limpiarla al menos una vez al año a fin de evitar problemas.

  • Considera que una secadora bloqueada con pelusas podría ser ineficiente y hasta causar un incendio.
  • Por supuesto, debes limpiar la trampa de pelusas después de cada uso. Esto es muy importante porque, si no lo haces, las pelusas nuevas no tendrán adonde ir, se pegarán a la ropa y aumentarán el tiempo necesario para secarla.

Limpia la trampa de pelusas con una aspiradora.

Usa una aspiradora para limpiar detrás de la trampa cada pocas semanas o meses, dependiendo de cuántas pelusas suelten tus prendas y de la eficiencia de la trampa para atraparlas.

  • Saca la trampa de pelusas y aspira el tubo que se encuentra del otro lado.
  • Es probable que también quieras aspirar los tubos de escape, aunque a menudo son difíciles de alcanzar o inaccesibles.

Limpia el sensor de humedad.

El sensor de humedad que tienen la mayoría de las máquinas modernas, le dice a tu secadora cuándo está seca la ropa. Si está cubierto con pelusas no funcionará correctamente, lo que podría causar que la secadora se apague antes de que todo esté seco. Limpia la barra con alcohol isopropílico (isopropanol) a fin de que tu máquina funcione correctamente.

  • Habitualmente, encontrarás el sensor cerca de la trampa de pelusas o en la parte trasera de la máquina. Tiene la apariencia de dos tiras largas de metal plateado y por lo general está rodeado o montado en plástico.
  • Si no limpias estas tiras con frecuencia, tal vez tengas que frotarlas con algo más fuerte, como un limpiador de superficies.

Bonus

 

Abre el panel que rodea al tambor.

Si eres valiente, puedes abrir tu secadora y quitar las pelusas que se acumulan alrededor del tambor. Esto se hace casi de la misma manera en la que levantas la parte de arriba de la estufa para limpiar las tapetas. Los diferentes modelos de secadoras se abren de maneras distintas, así que revisa el manual de tu modelo o búscalo en internet.

  • Generalmente, podrás sacar el panel superior, el del frente o ambos. Busca los tornillos alrededor del filtro de pelusas, ya que suele ser el lugar perfecto para encontrarlos. Una vez que hayas quitado los tornillos, podrás retirar el panel, aunque en ocasiones tienen un seguro que deberás abrir tirando hacia adelante, en el caso de un panel superior, o introduciendo un destornillador en la apertura, en el caso de un panel frontal.
  • Una vez que hayas retirado el panel y el tambor esté expuesto, limpia las pelusas y quita los artículos perdidos, ya sea a mano o con una aspiradora.

 

Vuelve a colocar el panel.

Cuando hayas terminado, vuelve a poner los paneles en su lugar y luego coloca y ajusta los tornillos.

Posts relacionados